El constante ladrido del perro del vecino en las horas que normalmente se destinan al descanso, de 22 horas a las 8 horas, puede considerarse contaminación acústica.

ladrido del perro

La Ley 11/2003 de 24 de noviembre de protección de los animales garantiza el derecho al descanso de los vecinos , prohibiendo en el art 4.1q) “ mantener a los animales en lugares donde ocasiones molestias evidentes a los vecinos” . El Ayuntamiento es la administración competente para la imposición de la imposición de una multa de 75 a 500 euros al estar calificada la infracción como leve según el art 40 e) de la referida Ley 11/2013 . “La perturbación por parte de los animales de la tranquilidad y el descanso de los vecinos”. En la determinación de la cuantía de la sanción se tendrá en cuenta la reiteración de la infracción.

La infracción puede ser calificada como grave cuando en el plazo de tres años se cometa más de una infracción que hubiera sido sancionada con resolución firme, en este caso la competencia es de la Comunidad Autónoma, la sanción puede ser de hasta 2.000 euros

La omisión de la obligación de la administración de iniciar un expediente de sancionador ,cuyo fin no es recaudar, sino poner fin a la inmisión acústica faculta al perjudicado para iniciar un procedimiento de protección de derechos fundamentales, también es posible deducir recurso contencioso administrativo contra la inactividad conforme al artículo 29.1 de la Ley 29/1998, de 13 de julio, reguladora de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa,o iniciar un procedimiento de responsabilidad patrimonial contra la administración pública competente . La comunidad de propietarios puede ejercitar una acción de la cesación conforme al art 7 de la Ley Propiedad horizontal, y si el que sufre las molestias es un inquilino de la vivienda puedes instar una acción de responsabilidad extracontractual contra el dueño de los perros.

 

 

LADRIDO DEL PERRO: INMISIÓN ACÚSTICA
Sumario
LADRIDO DEL PERRO: INMISIÓN ACÚSTICA
Nombre del artículo
LADRIDO DEL PERRO: INMISIÓN ACÚSTICA
Descripción
El constante ladrido del perro del vecino en las horas que normalmente se destinan al descanso, de 22 horas a las 8 horas, puede considerarse contaminación acústica.
Autor
Autor
Vinci Abogados Málaga
Logo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *